Los hábitos de Covey en la era digital

Los hábitos de Covey en la era digital

enero 23, 2016 Desactivado Por inqualitas
Marta Díaz Barrera
Marta Díaz Barrera ha desarrollado su carrera en multinacionales americanas y francesas, en puestos de gestión y dirección enfocados a abrir mercados y desarrollar negocio, y tiene una experiencia de más de diez años creando equipos de trabajo en el sector digital, ecommerce y el ámbito social. Es Asesora de Talento en empresas, universidades y escuelas de negocio, y seleccionadora y entrenadora de carrera para personas que quieren un cambio. Desde 2010 está involucrada en el ecosistema startup con el objetivo de impulsar el Talento de emprendedores y sacarles todo su potencial, también participa como miembro del jurado en diversos premios y es mentora de proyectos. Colabora cada semana en medios de comunicación (radio y prensa online) hablando sobre Talento, actualidad empresarial y tendencias del mercado profesional. Muy involucrada con la transformación del sistema educativo, comparte su experiencia y conocimientos en el ámbito universitario dando clases e impartiendo conferencias. Es una blogger activa y, en 2014, ha publicado el Primer Estudio de Talento en Startups que existe en España. Se caracteriza a sí misma como una apasionada de desarrollar y transformar el Talento de las personas, de motivarlas y de contribuir al cambio.

Los hábitos de Covey en la era digital

Todos hemos oído hablar de Stephen R. Covey e incluso hemos tenido la oportunidad de leer su libro: «Los 7 Hábitos de la gente altamente efectiva®», y a pesar de que lo escribiera en los años 90, sigue siendo fuente de inspiración para directivos, gestores y líderes no sólo en la vida profesional sino también en la personal.

Casi veinte años después, publicó otro libro en el que hablaba de un «octavo Hábito» que completaba la serie que había iniciado.

Mientras preparaba uno de mis espacios de radio semanales, recordé los Hábitos y me puse a pensar en el impacto que tendrían hoy en la era digital. ¿Seguirán funcionando en este mercado global y tan conectado, igual que lo hacían antes?. ¿Serán útiles para todas las empresas y sectores? ¿Cuál sería la evolución de este concepto de Hábito hoy en día?

Las reflexiones que comparto en esta Tribuna, son personales; no son consejos.

A finales de los 90, empezábamos tímidamente con las llamadas «nuevas tecnologías», con los motores de búsqueda y con Internet. Hoy, esa irrupción tecnológica no tiene nada que ver con lo que vivimos, las redes sociales, consumo colaborativo, portales e-commerce y m-commerce , Internet de las Cosas versus Internet de Todo (IoT vs IoE), movilidad, globalización y suma y sigue.

Este es mi punto de vista acerca de los Hábitos de Covey en el marco de la era digital en la que estamos inmersos.

1er Hábito – Sea proactivo®

Tal y como describe Covey, supone «tomar la responsabilidad por tu propia vida y ejercitar la habilidad de seleccionar tu respuesta ante cualquier estímulo».

En la era digital, debemos mostrar proactividad e iniciativa. De hecho, como consultora de Desarrollo y Transformación de Talento, buceo en Internet para conocer profesionales en forma de «T». Eso significa, que cuenten con gran conocimiento en una materia y con una especialización concreta (está representado por el palo vertical de la «T») y además, que tengan la habilidad para adaptarse a múltiples disciplinas (palo horizontal de la «T»).

2º Hábito – Empiece con un fin en mente®

Covey une este segundo Hábito con el Liderazgo, si bien es cierto que desde que enunciara hemos visto cómo el estilo de liderazgo ha evolucionado de la fase «arriba-abajo», a la fase «abajo-arriba». Esta transformación está ligada a lo que he bautizado como el ámbito de las «Inteligencias». Si echamos la vista atrás, veremos que hemos pasado de la Inteligencia Emocional de Goleman, a la Inteligencia Cultural, pasando por otras dos como son la Generacional y la Transversal. Todas ellas están relacionadas con el entorno digital, la movilidad, globalidad y la importancia de crear una comunidad.

«Empiece con un fin en mente®» me lleva también a pensar en la importancia de mantener el foco en el proyecto. Pensar en las cosas pequeñas no es tan indispensable aunque evidentemente sea importante, sino que lo es todavía más el tener una visión grande y centrarse en las cosas que vayan a generar valor mientras delegas las demás.

3er Hábito – Establezca primero lo primero®

En cierto sentido unido al Hábito anterior, interpreto este tercer Hábito como la gestión de prioridades y la multitarea que se suele llevar a cabo en las empresas.

Aquí entra también la diferencia entre lo Urgente y lo Importante por la que muchas personas se preguntan. En mi opinión, «Urgente» está relacionado con el cumplimiento de fechas límite y plazos, mientras que «Importante» está conectado con temas que provoquen impacto o generen cambios. De modo que lo primero que deberíamos de hacer es entender estos dos términos para así analizar y medir bien el comportamiento de los usuarios. Encontrar patrones y tendencias que nos ayuden a mejorar la experiencia de cliente es una de las claves del negocio del siglo XXI.

4º Hábito – Piense en Ganar – Ganar®

Covey está convencido de que esta estrategia implica que «hay suficiente de todo para todos» y en la era digital, esto me lleva a pensar en el consumo colaborativo y en la estrategia que representa claramente «Ganar-Ganar». Hemos pasado del consumismo masivo para uno mismo en el siglo XX, al polo opuesto que busca compartir y colaborar, algo que está ya integrándose de manera natural en nuestra sociedad.

Vivimos en la era de la «economía de la experiencia», que se traduce como: «si yo gano, entonces tú ganas». Esto nos abre un gran abanico a la hora de hacer negocios y de liderar equipos. Ya no es tan fundamental quién se pone la medalla primero, sino qué equipo ha logrado innovar, aportar más valor y crecer, gracias al apoyo de miembros de otros equipos.

5º Hábito – Procure primero entender y después ser entendido®

Los datos a gran escala también conocido como «Big Data», han adquirido un rol principal en todos los sectores y esto ha hecho aparecer nuevas profesiones que no existían hace tres o cinco años. Buen ejemplo de ello es el perfil de los científicos de datos.

IBM ha definido ese nuevo rol como «parte analista, parte artista» queriendo con ello transmitir que ese profesional ayudará a tomar mejores decisiones y a ser más efectivo en la medida en que sabe qué datos buscar, cómo buscarlos y con qué datos se queda de entre los trillones que generamos cada semana.

Las preguntas que me surgen relacionadas con cantidades ingentes de datos, son por ejemplo, ¿hasta qué punto somos capaces los humanos de diseñar y definir estrategias empresariales? ¿Estaremos siempre dependiendo de las máquinas? ¿Seremos capaces de combinar realmente Big Data con la intuición humana, dando un paso más allá la Inteligencia Artificial tal y como hoy la conocemos?

6º Hábito – Cree Sinergias®

Covey creía en el principio que dicta: «el todo es más que la suma de las partes». Las sinergias se entienden como alianzas que contribuyen a que un proyecto o empresa se convierta en algo más grande, ya que dos o más organizaciones serán más competitivas que una de ellas trabajando por su cuenta. Las sinergias ayudan también a que cumplamos las expectativas.

La moraleja en este sentido pasaría por aplicar uno de los principios empresariales de Disney® que dice: «valora y respeta a todo el mundo», escucha lo que tienen que decir y piensa que todos tenemos una voz que queremos expresar. Este es el germen de los proyectos en paralelo o «side projects» que han hecho ganar tantos millones de dólares a las grandes compañías tecnológicas.

7º Hábito – Afile la sierra®

El Hábito de la mejora continua y de la auto-renovación. Requiere de los otros Hábitos para que se manifieste y crezca. Debemos afilar nuestra sierra en tanto que CEOs, para estar al día sobre el mercado, sobre estrategias, sobre tendencias empresariales que nos permitan Planificar-Crear-Medir-Aprender-Actuar. Este círculo virtuoso que a priori parece simple, debe integrar la visión y trabajo de los Gestores de Talento con el fin de que atraigan hacia nuestro proyecto a los mejores Talentos.

Más información:
www.talentoscopio.com