Noticias y recomendaciones falsas en el ámbito alimentario

Noticias y recomendaciones falsas en el ámbito alimentario

enero 5, 2019 Desactivado Por inqualitas
logo-fundacion-triptolemos

La Fundación Triptolemos tiene el reto de contribuir con sus acciones a optimizar un Sistema Alimentario Global sostenible y equilibrado.

Colaborar en la dinamización del sistema alimentario, para que redunde en una mayor disponibilidad y calidad de los alimentos, en su dignificación y en la confianza del ciudadano, con la premisa de que la actividad empresarial responsable es el motor del sistema.

Desarrollar su visión de Sistema Alimentario como una actividad  del ser humano, inexorable y permanente, que supera sus bases biológicas y nutricionales, con una visión amplia, transversal, compleja y articulada cuyos vectores matrices son la economía, las políticas, la disponibilidad y accesibilidad, el conocimiento, los hábitos de consumo y la cultura gastronómica.

Declaración de la Fundación Triptolemos – Sobre las noticias y recomendaciones falsas en el ámbito alimentario

Los abajo firmantes, científicos e instituciones de todo el sistema alimentario, tanto en la producción como en las formas de consumo de alimentos y su relación con la salud,detectan que en muchos medios de comunicación on y off line, aparecen con frecuencia informaciones falsas y no contrastadas, basadas en la pseudociencia, es decir, carentes de certeza científica, relacionadas con el sistema alimentario global.

Esto genera confusión y alimenta las noticias falsas (fake news) y determinadas nuevas ideologías que condicionan el comportamiento alimentario, en un entorno muchas veces crítico con la ciencia, especialmente en los temas nutricionales y de seguridadalimentaria y relacionados (medio ambiente, sostenibilidad…) y todo ello en contradicción con las normas y recomendaciones de las instituciones y los organismos internacionales que se ocupan de las cuestiones científicas relativas a los alimentos y la salud.

Estas Instituciones de referencia, en base a investigaciones científicas en constante realización y verificación de sus resultados, establecen límites y métodos contrastados de uso de ingredientes, así como de fitosanitarios y aditivos, orientados a preservar la seguridad alimentaria y la salud del ciudadano a lo largo de toda su vida. La ciencia no es estática, actualiza permanentemente sus conocimientos,y una vez contrastadas y comprobadas sus hipótesis, se incorporan a las regulaciones internacionales y nacionales.

Estas instituciones también velan por la seguridad de aquellos ciudadanos que por sus convicciones desean consumir productos con diferentes ingredientes y tecnologías alimentarias, y establecen la legislación específica, siempre con base científica, para este tipo de productos (ecológicos, bio, orgánicos, veganos…).

Denunciamos las noticias falsas y todas aquellas estrategias comerciales que bajo diferentes formas ponen en cuestión el rigor de las normas y la legislación, ya sea creando un alarmismo infundado sobre un tema concreto o proponiendo la
disminución de los límites autorizados (con un claro ataque al equilibrio de ingredientes que garantizan la seguridad alimentaria), con prácticas desleales, muchas veces con retorno económico, y que menosprecian la seriedad de la ciencia y de los organismos internacionales competentes y provocan confusión en el ciudadano.

Esta dinámica favorece las pérdidas y el desperdicio de alimentos, y ello va en contra de la seguridad alimentaria y de la sostenibilidad global del sistema alimentario y socava la confianza.

La ciencia se basa en demostrar hechos, explicar los mecanismos y comprobar que son repetibles, y su difusión se lleva a cabo en revistas y otros medios que son evaluados por expertos antes de ser publicados. La pseudociencia se basa en opiniones o emociones que se difunden sin ser debidamente evaluadas. Las autoridades competentes se preocupan con rigor de la salud del ciudadano a lo largo de toda la cadena alimentaria, sean cuales sean sus preferencias, para que pueda elegir con la misma seguridad.

La ciencia como deber ético está al servicio de la humanidad y sus acciones se incardinan en los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas con cinco áreas fundamentales – Alimento, Agua, Salud, Educación y Consumo responsable- que son ejes estructurales del Sistema.

Carece pues de fundamento la falta de confianza en la ciencia y su desprestigio en torno a los múltiples aspectos del sistema alimentario global, y afecta negativamente al conjunto de la sociedad divulgar errores sobre contenidos y propiedades de los alimentos, o promover soluciones alternativas sin ningún rigor.

 

Fundación Triptolemos, Diciembre de 2018

 

Relación de Firmantes

firmantes-DECLARACIÓN CIENTIFICOS SISTEMA ALIMENTARIO Y FIRMAS

ADHESIÓN: Si desea adherirse a la presente declaración puede hacerlo a través de este enlace: adhesión a la declaración

 

Fundación Triptolemos >>