La supercomputación como instrumento colaborador en la investigación biomédica

La supercomputación como instrumento colaborador en la investigación biomédica

octubre 3, 2015 Desactivado Por inqualitas
alt
José Mompín Poblet
Experto en el sector TIC

José Martín Poblet
José Mompín Poblet, Ingeniero técnico industrial y periodista especializado en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), ha dirigido durante catorce años la revista Mundo Electrónico de Boixareu Editores, que en su día llegó a ser considerada la primera en el ámbito hispánico y una de las cinco mejores del mundo. Simultáneamente, coordinó para la editorial Marcombo numerosas publicaciones técnicas, entre ellas las colecciones de libros “Mundo Electrónico” y “Prodúctica”. Es miembro fundador de la Asociación Iberoamericana de Periodistas Especializados y Técnicos (AIPET), de la que ha sido presidente. Ha fundado las empresas Eikona Comunicación e Ikonos, dedicadas a la comunicación empresarial y especializadas en el Sector TIC. Ha organizado y dirigido numerosas jornadas técnicas encuentros profesionales y certámenes del sector, entre los que destacan la Diada de les Telecomunicacions y la Nit de les Telecomunicacions, para los Colegios de ingenieros e ingenieros técnicos en Telecomunicación de Cataluña. En la actualidad es asesor externo de Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación, que cuenta con el supercomputador MareNostrum; este centro coordina, además, la Red Española de Supercomputación (RES).

Matización a The Barcelona Institute of Sciencie and Technology

En vuestra edición de septiembre pasado, correspondiente al boletín nº 79 de inQualitas, publicasteis un artículo sobre el Barcelona Institute of Sciencie and Technology, que acaba de crear la Generalitat de Catalunya, como una de las principales instituciones científicas de España y de Europa, la cuarta en número de ERC grants por volumen de investigadores. El Patronato lo componen fundaciones y científicos de alto reconocimiento internacional, con la finalidad de impulsar estrategias comunes en investigación, transferencia de tecnología y formación de postgrado.

La directora del Instituto, Dra. Montserrat Vendrell, liderará el proyecto científico común de los seis centros de investigación que integran el Barcelona Institute: el Centro de Regulación Genómica (CRG), el Instituto Catalán de Investigación Química (ICIQ), el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2), el Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO), el Instituto de Física de Altas Energías (IFAE) y el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona).

El Patronato del Barcelona Institute está integrado por los directores de los seis centros, cinco destacados científicos internacionales ¬—Rolf Tarrach, Joan Massagué, Ignacio Cirac, Miquel Salmeron y Sergi Verdú—, cinco fundaciones —“la Caixa”, Banco Sabadell, Catalunya-La Pedrera, Cellex y FemCat—, Eduard Vallory y la Generalitat de Catalunya. Jaume Giró, director general de la Fundación bancaria “la Caixa”, es el vice-presidente del Patronato.

Quisiera hacer una matización:

La idea me parece brillante, porque en Catalunya existen muchos y muy buenos centros de investigación; quizá exista un exceso de atomización de grupos de investigación, si bien nos llama poderosamente la atención que se haya dejado fuera de este grupo a centros de excelencia de Ingeniería como son los especializados en TIC, y en especial al Barcelona Supercomputing Center- Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), creado y dirigido por el Dr. Mateo Valero, que agrupa a 440 profesionales, de los que el 80% son investigadores procedentes de 44 países. El BSC-CNS es uno de los centros de Excelencia Severo Ochoa y Centro Europeo de Excelencia en Supercomputación, que utilizan y seguirán utilizando los investigadores, tanto públicos como privados, incluidos los seis centros que conforman el Barcelona Institute. Por otra parte este centro es líder en creación de empleo de alta cualificación y atracción de talento. Por último, quiero destacar que 340 de los investigadores que conforman el BSC-CNS se sufragan con recursos propios; es decir, gracias a los ingresos provenientes de participar en proyectos de investigación europeos y de conciertos con empresas españolas y multinacionales del nivel de IBM, Intel, Microsoft, Nvidia, Repsol, Iberdrola, entre otros muchos.

Cabe preguntarse el por qué de este “olvido”, a no ser que el BSC-CNS “sólo” cuente en su Patronato con el 30% de la Generalitat de Catalunya y el 10% de la UPC, mientras que el mayoritario 60% pertenezca al Ministerio de Economía y Competitividad…

También llama la atención que en el nuevo Instituto no haya ningún centro de investigación de las TIC, como, por ejemplo, el CCTC o el Centro de Inteligencia Artificial (UAB-CSIC). ¿Es que acaso las TIC no son fundamentales para el funcionamiento de los centros que conforman el Barcelona Institute? Hoy nadie duda que las TIC son fundamentales para el desarrollo científico y tecnológico de un país moderno, que quiera estar en la avanzadilla tecnológica y competir con los países más avanzados, hasta el punto que sería deseable que se creara un Ministerio exclusivo y específico para este Sector.

No parece sensato que en un tema tan importante como es la investigación se anteponga la política al desarrollo científico y tecnológico del país. Cuesta creer que el conseller Andreu Mas-Colell, propulsor del Instituto, y gran conocedor de la importancia, nivel científico y prestigio internacional del BSC-CNS (en cuyo supercomputador MareNostrum se han simulado más de 3.300 proyectos de investigación de muy alto nivel), haya dejado de lado a este importante centro de investigación, que desde hace diez años presta un gran servicio a los investigadores españoles, y realiza una extraordinaria labor de transferencia de tecnología al tejido industrial del país.

 

Más información:
www.bsc.es
alt