IQE, de Aragón al mundo

IQE, de Aragón al mundo

julio 3, 2019 Desactivado Por inqualitas
Albert Punsola Vilar

Industrias Químicas del Ebro: de Aragón al mundo

Industrias Químicas del Ebro, S.A. (IQE) es un grupo industrial del sector químico integrado por tres compañías: Industrias Químicas del Ebro, S.A., IQESIL, S.A. y DESILSA. La primera de ellas es la empresa matriz del Grupo que tiene su sede en Zaragoza. Inició su actividad en 1958 en sus instalaciones en el Norte de la ciudad. La empresa nació con el objetivo de abrirse un espacio en el por entonces monopolio en la fabricación de silicatos que se daba en España.

IQE en 1958
IQE en 1958
Primer laboratorio de Investigación. Años 60
Primer laboratorio de Investigación. Años 60

Silicato: los inicios

Concretamente, IQE empezó su singladura con la producción de silicato a partir de dos materias primas básicas, arena y carbonato sódico. Pero a partir de aquí se comenzaron a desarrollar más productos para otras muchas aplicaciones. En 1977, IQE trasladó sus instalaciones al Polígono Industrial de Malpica, situado al Este de la capital aragonesa no lejos de la ciudad, y junto a la autopista Zaragoza-Barcelona. Su traslado definitivo a esta nueva ubicación marcó un antes y un después en la trayectoria de la compañía, ya que posibilitó la expansión tanto de productos como de mercados; un hecho que, más de cincuenta años después de su fundación, se ha convertido en un sello de identidad indiscutible de la compañía. Hoy el Grupo IQE es un proveedor nacional e internacional para sectores y subsectores tan diversos como detergentes, cerámicas, minería y tunelería, tratamiento de aguas, pinturas, electrodos, papel, etc.

DESILSA. Años 80
DESILSA. Años 80

En 1961 se creaba DESILSA (Detergentes y Derivados de Silicatos Alcalinos, S.A.) en Santa Perpetua de la Mogoda (Barcelona) y desde entonces ha venido fabricando una amplia gama de silicatos líquidos para atender la demanda de la industria de detergentes, del papel y el cartón, el tratamiento de aguas, y el textil en el área de Cataluña.

Casi tres décadas después, en 1988, nacía IQESIL, S.A., ubicada en este caso en el polígono de Malpica junto a su empresa matriz IQE. Inició su actividad produciendo sílice precipitada y, tras ir ampliando sus instalaciones progresivamente, produce una gran gama de sílices además de silicato de aluminio. Hoy IQESIL distribuye más de la mitad de sus ventas fuera del país y es líder en la producción de sílice precipitada cuya principal aplicación se encuentra en los productos de caucho como gomas, piezas técnicas, neumáticos pero también detergentes, dentríficos, pinturas o alimentación animal.

mapa

Independencia y diversificación

Grupo IQE. Año 2012
Instalaciones en el polígono de Malpica (Zaragoza)

La integración de las tres empresas forma un grupo compacto y muy integrado. IQE mantiene su posición como cabecera y provee de materia prima al resto. El avance del Grupo se ha debido a su alto grado de especialización, su amplia gama de productos y su excelente ubicación en el corredor del Ebro (corredor mediterráneo en el caso de DESILSA) que le conecta con las grandes vías de comunicación facilitando el acceso al resto de la península ibérica y de Europa.

A pesar de este aspecto favorable, es innegable que el transporte presenta hoy unos costes elevados vinculados al precio creciente del combustible. En este caso el desarrollo de productos de mayor valor añadido ha permitido mitigar el peso de los mencionados costes. El grupo IQE tiene como uno de sus valores determinantes su independencia y por ello su estrategia pasa por el desarrollo de sus propios procesos, con una renovación constante de los medios técnicos y una evolución de los recursos humanos, muy cualificados, que permiten crear, mantener y acrecentar ese valor añadido.

SATA. Compañía de transportes colaboradora con el Grupo IQE
SATA. Compañía de transportes
colaboradora con el Grupo IQE

Entre todas estas ventajas destaca de manera especial la diversificación de productos, mercados, sectores y todos los elementos que intervienen en la industria química. Diversificar se ha convertido en una constante de la historia del Grupo y lo sigue siendo hoy en día. Por ello puede hablarse de factor clave en su evolución, una sólida base que ha proporcionado solidez y capacidad para emprender nuevos proyectos.

También es un factor relevante en el contexto de crisis severa que vive Europa. Hay que tener en cuenta que el Grupo IQE comenzó a exportar su amplia variedad de productos en los años 80, y actualmente esa exportación representa prácticamente el 60% de la facturación. IQE está presente hoy en más de 50 países de los cinco continentes y cuenta con una red logística muy sólida. Todo ello abre las perspectivas al crecimiento aunque el contexto general sea desfavorable. La fórmula que permite seguir esta línea se define en la siguiente suma: I+D+i+diversificación+exportación.

Productos de múltiples aplicaciones

La producción del Grupo se resume en la combinación de los productos “tradicionales” de una empresa, con más de medio siglo en el mercado, con la innovación constante orientada a nuevos productos y numerosas aplicaciones. Algunos de estos productos son la garantía del futuro crecimiento de la organización. Brindan nuevas prestaciones o tienen un impacto ambiental menor, o reúnen ambas condiciones a la vez.

Uno de estos productos es el silicato de aluminio. La búsqueda de cargas blancas que puedan sustituir y competir con el dióxido de titanio, ha impulsado los silicatos de aluminio que se utilizan como materia prima en sectores como la fabricación de pinturas, las tintas de impresión, el sector del caucho o del papel.

Defloculantes para la industria cerámica
Defloculantes para la
industria cerámica
Contrucción de túneles. Acelerantes libres de álcali
Contrucción de túneles.
Acelerantes libres de álcali

En los últimos diez años el mercado de aditivos acelerantes de fraguado para el hormigón ha visto la aparición de los acelerantes libres de álcali, que son menos agresivos para el medioambiente como para el trabajador. Estos productos están destinados a incrementar la durabilidad de las estructuras de hormigón ya que se ha observado que los acelerantes alcalinos provocan pérdidas en la resistencia mecánica del hormigón. IQE ha desarrollado acelerantes de fraguado libres de álcali en disolución acuosa, y en forma sólida para su posterior disolución en agua. Se trata de una tercera generación de acelerantes de fraguado después de los silicatos alcalinos y aluminatos sódicos. Estos productos son vitales para la construcción de túneles, en minería o en obras civiles de infraestructuras. Aparte del fraguado, IQE también produce aluminatos sódicos en disolución en forma de líquido que se utiliza como materia prima en numerosos procesos industriales, como por ejemplo la producción de papel o en el tratamiento de aguas residuales.

Pinturas inorgánicas al silicato
Pinturas inorgánicas al silicato
Neumáticos ecológicos “verdes”
Neumáticos ecológicos
“verdes”

Las pinturas y la industria cerámica son otros campos para la innovación. En el primero de ellos los recubrimientos de silicato de naturaleza mineral han experimentado un importante crecimiento en Europa como consecuencia de las propiedades que presentan, como su resistencia al ensuciamiento, su larga duración y su carácter ecológico. Por su parte, la industria cerámica de pavimentos y revestimientos trabaja con un proceso de tratamiento de arcillas conocido como defloculación El proceso consiste en obtener una suspensión de arcilla en agua con un contenido en sólidos alta, pero a la vez con una viscosidad baja, eliminando así el comportamiento plástico característico de las arcillas y facilitando su atomización con el consiguiente ahorro de energía.

Las sílices precipitadas constituyen la base de distintos productos destacados de IQE. Se utilizan como cargas reforzantes en mezclas de polímeros, con aplicaciones como gomas piezas técnicas, neumáticos, suelas de calzado, suelos sintéticos, pero también en un espectro mucho más amplio: como alimentación humana y animal, actuando como soporte de aromas u otros aditivos; en la agricultura como ayuda en la molienda entre otros usos; o en otros campos tan diversos como la industria farmacéutica o de pinturas y barnices.

altalt
Suelos técnicos y suelas de calzado

El mundo de las zeolitas

Zeolitas es un término que sirve para definir un gran número de sólidos inorgánicos cristalinos basados en silicatos de aluminio y otros metales como sodio, potasio, calcio. Destacan, entre otras cosas, por su capacidad de hidratarse y deshidratarse reversiblemente. Pueden ser de origen natural o sintéticas. Sus propiedades las convierten en productos comercialmente muy atractivos para el sector industrial. Por esta razón existe una producción comercial de zeolitas artificiales de características particulares como intercambiadores de iones.

Detergentes ecológicos, sin fosfatos
Detergentes ecológicos, sin fosfatos

Su expansión también se debe a razones ambientales. A mediados de los años setenta se empezó a desarrollar la utilización de zeolitas en la composición de detergentes en polvo como sustituto de fosfatos, con la función de ablandar el agua de lavado. Desde entonces, en varios países europeos, se ha restringido por ley el uso de fosfatos en productos de limpieza para evitar los problemas de eutrofización (aportación masiva de nutrientes para la flora) de aguas superficiales con el consiguiente empobrecimiento del 02 en el agua en perjuicio de la fauna. Esto resultó en un aumento de la producción de zeolitas sintéticas que se han convertido en uno de los productos químicos inorgánicos de mayor consumo. En los años 80, IQE desarrolló su propio proceso de fabricación de zeolita A para suministrar materia prima a los productores de detergentes.

IQE es miembro de EUZEPA (Asociación Europea de Productores de Zeolitas) grupo sectorial de CEFIC (Consejo Europeo de las Federaciones de la Industria Química). Como miembro de esta asociación IQE ha co-liderado los programas europeos más exigentes relativos al control toxicológico y ambiental de zeolitas.

Fidelización, reinversión, y responsabilidad

Premios Excelencia y Resposabilidad Social en Aragón 2004 y 2005
Premios Excelencia y Responsabilidad
Social en Aragón 2004 y 2005

El modelo de gestión del Grupo IQE tiene presente la finalidad de lograr su rentabilidad económica sostenida en el tiempo y, en este sentido, un aspecto clave es cumplir con las expectativas de los clientes. Esto se consigue implicando a los empleados en una dinámica de aprendizaje y mejora continuos, pero también, y no menos importante buscando la colaboración con los clientes definidos como “centro de gravedad de la estrategia” de la compañía. Esta relación revierte en el conocimiento cada vez más preciso de cuales son sus necesidades y es una herramienta para conseguir su fidelización. Otro aspecto clave para la sostenibilidad económica es la reinversión de los beneficios, actuando prudentemente con la financiación y evitando aventuras fuera del ámbito de negocio propio.

La responsabilidad empresarial, referente de todas las actividades de la organización, integra los objetivos económicos con el respeto por los valores éticos, de las personas y del medio ambiente. El hecho que la empresa sea de origen familiar, y haya mantenido esta condición a lo largo del tiempo, fomenta el espíritu de equipo, creando vínculos afectivos entre la empresa y sus miembros, lo que contribuye a aumentar el nivel de compromiso e implicación del personal con el proyecto común. El trabajo en equipo, la gestión en base a hechos y datos y la mejora continua son los tres pilares de la cultura empresarial del Grupo IQE.

La mejora continua también se expresa en la adopción de distintos sistemas de gestión certificados: ISO 14001 (gestión Ambiental) OHSAS 18001 (seguridad y salud laboral), UNE 166002 (gestión de innovación), ISO 9001 (gestión de calidad). Además IQE se ha adherido al Pacto Mundial de Naciones Unidas. Se trata de una iniciativa promovida por la O.N.U, mediante la cual las empresas, de forma totalmente voluntaria, se comprometen a alinear su acción con diez principios universalmente aceptados en cuatro grandes áreas: derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y anti-corrupción.

La fuerza del arraigo

La mirada abierta al mundo se complementa con el fuerte arraigo aragonés de la empresa, que no es retórico: aparte de contribuir fuertemente a la economía local, el Grupo IQE se enorgullece de representar a su región. En 2012, le fue concedido, por parte del ayuntamiento de Zaragoza, el título de “Embajador de la Ciudad” en reconocimiento a su capacidad de internacionalización y al positivo impacto que ello tiene para la proyección de la imagen y el prestigio de la ciudad y, por extensión, de Aragón.

Entrega del titulo de “Embajador de la Ciudad” a IQE
Entrega del titulo de “Embajador de la Ciudad” a IQE

El acto tuvo lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento y contó con la presencia de todos los integrantes de la Corporación municipal. En el discurso de agradecimiento que siguió a la entrega, Jorge Villarroya, el consejero delegado de Industrias Químicas del Ebro, S.A. afirmó que “cada empresa, cada pequeño negocio, cada autónomo y cada empresario son tesoros de la sociedad que hay que preservar como si de una especie en extinción se tratara. Estos tesoros son la base del bienestar presente y futuro de cada ciudadano”. La confianza en el futuro de IQE se manifiesta de una manera indiscutible: las instalaciones productivas ocupan 60.000 de los 115.000 m 2 de extensión de que dispone la compañía, lo que da la medida de la expansión que espera realizar en los próximos años.

Xavier Duran – Albert Punsola

Más información:
www.iqe.es